Termitas y Comején

Conocidas por no salir a la luz pública, lo que las hace difíciles de detectar, son referidas comúnmente como el «destructor silencioso» porque pueden estar escondiéndose en las casas y prosperando sin dar signos inmediatos de daños; incluso cuando son visibles, muchas veces son confundidas con hormigas.
Las termitas se alimentan principalmente de celulosa, madera, pero también dañan papel, libros, e incluso sistemas de filtración.

Desafortunadamente, todos los hogares, independientemente de su tipo de construcción, pueden proporcionar alimentos de celulosa para generar una infestación de termitas. Cimientos de casas, muebles, estanterías e incluso libros son todos posibles sitios de alimentación para las termitas.

Volver
Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Meta, Tolima, Huila
Antioquia
Valle del Cauca, Nariño, Cauca
Eje Cafetero
Santander - Caribe
Montería